El contrato de los locales en alquiler (locales en alquiler)

El contrato de los locales en alquiler (locales en alquiler)

Cuando hablamos de contratos en los locales en alquiler nos estamos refiriendo a aquel pacto documentado entre dos partes, el arrendador y al arrendatario, mediante la cual una de las partes adquiere el derecho de uso por el tiempo estipulado en el contrato de alquiler, a cambio de una contraprestación a la otra parte. Contraprestación comúnmente económica y a satisfacer de forma mensual.

Características básicas y realidad local

Evidentemente para tomar en consideración adecuada las características básicas que debe de reunir un contrato de alquiler de un local comercial, deberemos remitirnos a la legislación al respecto que exista en el lugar de celebración del contrato, pues obviamente no es lo mismo realizar un contrato para arrendar en un determinado lugar (país, etc.) que en otro, y deberemos conocer con exactitud la normativa aplicable (por ejemplo, en el caso de las empresas internacionales que al iniciar una actividad en otro país que no es el suyo nativo realizan el alquiler de locales en alquiler para desarrollar la actividad) en cada uno de ellos.

Dicho ello, y más allá de realidades particulares que puedan invitar a un tipo de contenido  en el contrato de inmuebles para uso comercial, más allá de una determinada y forma estipulada según cada caso sí que existen algunos detalles casi globales que no debemos dejar de nombrar, para nombrar como realizar un adecuado contrato para locales en alquiler.

locales en alquiler

Esencialmente necesario

Aunque pueda parecer extraño lo que se va nombrar, ello es de vital importancia: que exista pacto escrito entre las partes por el arrendamiento. Ello, que como decimos puede parecer extremadamente lógico y de perogrullo decirlo, no lo es tanto, cuando números en mano vemos que muchas personas por confianza, porque conocen a quien le alquila o bien a quien le alquila el local deciden hacer un mero pacto verbal, ello es extremadamente peligroso y contrapoducente. Es más, existen realidades que no reconocen ni la validez de la figura del pacto verbal como forma de contrato en los locales en alquiler, pero aun y en  el caso de las realidades legislativas que si lo reconocen, el riesgo que corremos es inmenso si surgen problemas con el arrendador o con el arrendatario, entre otros potenciales conflictos que pueden aparecer.

Una vez hemos vista la necesidad de celebrar contrato escrito en todos los acuerdos que celebremos, en el mismo deben  figurar algunos datos que resultan esenciales en cualquier contrato que se precie (y que como decíamos siempre deberemos ajustar conforme a las leyes vigentes).

Así, la debida identificación de las partes (datos de filiación completos, datos de identificación completos y diversos), como la estrúctura marco por la que se regira el contrato (duración del contrato, importe a pagar, forma y método de pago, etc) serán esenciales en el caso de elaborar cualquier contrato

Para finalizar, decir que determinar otros puntos como pueden ser la obligación de las partes de comunicarse el deseo de rescisión de lo acordado, la situación y acondicionamiento del local y otros pactos relevantes que puedan existir, será no sólo interesante, sino muy recomendable.

Categories: Business, Featured

About Author